Ir al contenido principal

Distrito de Riego de Maríalabaja Agua y Tierra: Un problema de todos

El Distrito de riego de Maríalabaja es un cuerpo de agua artificial construido a finales de la década de 1960, en el marco de la revolución verde y la reforma agraria impulsada por el gobierno de Lleras Restrepo. La construcción del mismo tuvo como uno de sus objetivos principales el represamiento y aprovechamiento de aguas provenientes de las zonas altas, en temporadas de lluvia. La propuesta inicial presentada por INCORA, abarcaba una extensión de 25.000 hectáreas, pero la extensión actual es de 19.600 hectáreas; y abarca los municipios de Arjona, Mahates y Maríalabaja. La recolección y aprovechamiento de aguas, se piensa en aras de dinamizar la producción campesina, principalmente fortalecer los cultivos de arroz y la ganadería, pero  la crisis arrocera y las nuevas iniciativas de desarrollo rural impulsada por los gobiernos desde 1990; propiciaron una serie de cambios concernientes a la administración y utilización del Distrito. Actualmente, funciona bajo la figura de concesión por parte de INCODER a entidades privadas, y se destina principalmente para algunos cultivos de arroz y para los cultivos de palma.

Tras tantos años de implementación del proyecto del Distrito de Riego de Maríalabaja las comunidades campesinas, afrocolombianas e indígenas (asentadas alrededor del distrito) han llenado –como el agua el embalse- el distrito de significados, emociones, amores y odios.

Los invitamos a recorrer los caseríos de Palo Altico, Playón y la Suprema en Marialabaja, y conocer desde sus imágenes qué usos  le dan estas comunidades campesinas a las fuentes de agua que alimentan el Distrito y a su infraestructura de canales y reguíos.  


Nacimiento
El Distrito de riego se compone de tres represas principales: Matuya, Arroyo Grande (Playón) y La Piscina Desde el embalse Arroyo Hondo, se canaliza el agua que surte el canal principal del distrito. Este canal, nace y se maneja desde una pequeña construcción, ubicada en la entrada del corregimiento de Playón.








Canal Principal
El distrito consta de un canal principal, el cual surte los canales secundarios y terciarios. Este canal principal, tiene una bifurcación, a pocos metros del lugar de origen, logrando llevar agua hacia la parte norte del municipio de Maríalabaja, Mahates y Arjona, y por otro lado, hacia el corregimiento del Níspero. Paralelo al canal principal, se encuentra un canal de drenaje, al cual llegan las aguas lluvias y sedimentos provenientes de las zonas altas, en temporada de lluvia.





Canales y Carreteables
El distrito de riego, no sólo se compone de los embalses, un canal principal, y los canales auxiliares. Cuenta también, con vías de tráfico, mejor conocidas como "carreteables"; ubicadas a los costados del canal principal y junto a algunos canales auxiliares. Las tarifas de pago establecidas para los usuarios del distrito, contemplan no sólo la cantidad de agua que se les surte, sino también la construcción y mantenimiento  de los "carreteables", junto a sus predios. 



Cultivo de Palma
La crisis de la producción de arroz a nales de los años 90 en la región, coincidió con el fomento al cultivo de palma como pilar del modelo de desarrollo impulsado desde estamentos gubernamentales. Actualmente, los predios cultivados con palma, hacen uso del distrito, no sólo a través del pago por el servicio de agua, sino también utilizando los embalses y canales para la limpieza de los tanques de fumigación o como vertederos de los residuos generados por las fumigaciones. Frente a dicha situación diversas organizaciones campesinas y ambientales han denunciado la contaminación que genera el mal manejo ambiental de este mononocultivo.


Impacto ambiental
 Desde los cultivadores de palma, no se ha hecho visible aún, un plan de manejo de residuos que frene la contaminación causada a las fuentes hídricas, y de las cuales se surten las comunidades aledañas. 
Los habitantes han denunciado la siembra de palma en las rondas de los embalses y en los complejos cienagosos, zonas de protección ambiental de estos cuerpos de agua.



Consumo de agua

Las comunidades campesinas aledañas al Distrito de Riego, carecen de agua potable, por lo que se ven en la necesidad de recoger las aguas lluvias durante la temporada de invierno. Sin embargo, el cambio climático ha generado largos periodos de verano obligándolos a consumir directamente el agua de los embalses.











Hasta el Agua lluvia
Las comunidades de Playón, Palo Altico y La Suprema, cuentan con un sistema de plumas que proveen agua desde los embalses, por gravedad. El agua que obtienen de allí, se destina para la limpieza de la casa y para lavar. Cuando se termina el "agua lluvia", se destina también para el consumo y el aseo personal.




Agua y Tierra


Aunque se sabe que el agua se ha convertido en un foco de interés mundial, y que son muchas las regiones que no cuentan con acceso al agua; las comunidades de Maríalabaja son conscientes que el problema aquí no es la falta de agua, sino la contaminación de la misma y los despojos (de tierras y prácticas culturales) a los que se ven abocados.




Derecho al agua

Desde las comunidades y las Organizaciones que allí existen, se han venido propiciando iniciativas en torno al cuidado y conservación de los cuerpos de agua, de los cuales se surten, tanto para sus actividades en el hogar, como para el trabajo en sus parcelas. Es por esto, que el interés por recuperar sus fuentes hídricas, ha cobrado fuerza y se viene trabajando por la articulación de todas las comunidades aledañas al distrito para la construcción de propuestas efectivas que les garanticen el derecho y acceso al agua.


Autores:
Grupo de Co-investigación Distrito de Riego Maríalabaja
Duván Caro Tapia - Miembro activo del espacio de OPD's-Montes de María
Amín Aguirre Alcalá-Asesor agrícola
Diana Vallejo Bernal-Antropóloga.
Catalina Quiroga-Antropóloga

Comentarios

Más visitados

Por incumplimiento de acuerdos sobre su acueducto, comunidad de Playón cierra compuertas del Distrito de riego en Marialabaja

San José de Playón es un corregimiento de Marialabaja,  con más de 4.000 habitantes y no cuentan con servicio de acueducto, la única forma de acceder a agua potable son los pozos artesanales, ubicados  a 1 y 2 kilometros de la comunidad y hasta donde caminan diariamente las mujeres para garantizar el agua de sus familias.  (Ver documental El Campo Tiene Sed)
“La verdad es que nosotros hemos llegado a estos extremos, pues nos toca peregrinar el agua, a sabiendas que es un derecho fundamental, nos toca echar el agua en la cabeza desde sitios muy lejanos  y esto no es nuevo. Desde el año pasado hemos venido implementando el diálogo pero no ha sido posible que cumplan. Por eso el pueblo se levantó” expresa una de sus liderezas.



Cansados de ésta situación y de las negociaciones poco fructíferas que han tenido con la alcaldía, Gobernación, Cardique,  y Usomaria, ésta última encargada de la administración del Distrito, decidieron cerrar nuevamente las compuertas para exigir el cumplimiento…

EN LA PARCELA MONTES DE MARÍA VAMOS POR EL SÍ! descargar edición No.10

EDITORIAL
OPDS-Montes de María.

Desde hace varios años en la subregión de Montes de Maria, en medio de un conflicto agudo, con los ataques sistemáticos por parte de los grupos armados y con las diversas problemáticas y retos a que nos enfrentamos para la permanencia en nuestros territorios, las comunidades campesinas y étnicas hemos venido construyendo paz.

Juntos como habitantes históricos de este territorio, hemos abierto camino al diálogo en medio de nuestras diferencias, y desde espacios como OPDS-Montes de María y la Mesa de Interlocución y Concertación, hemos logrado construir propuestas conjuntas de desarrollo rural y agrario acorde con las necesidades y capacidades de nuestro territorio. Es por eso que el proceso de Paz que se vive en Colombia y los acuerdos firmados entre gobierno y las FARC, representa una gran oportunidad para que estas propuestas sean escuchadas y tenidas en cuenta, para que haya menos inversión en la guerra y más recurso para viabilizar nuestras propuestas y…