Ir al contenido principal

Había una vez unos niños y niñas tejiendo sueños colectivos en sus comunidades.

Carlos Díaz Acevedo
FUNSAREP
Cartagena de Indias (Bolívar-Colombia), septiembre de 2016.




Había una vez una niña llamada Silvia de Dios Manjarrez Zúñiga, del Colectivo infantil “Abriendo Caminos” que anima la Asociación Funsarep, y un niño con el nombre de Luiyer de Jesús Mendivil Patrón, de la Asociación Narrarte, impulsores de la Agenda Ciudadana Infantil “Por una Cartagena Un Metro Diez, a la altura de los niños, las niñas y nuestros derechos”, que estuvieron compartiendo esta iniciativa a otros niños y niñas de los municipios de Maríalabaja (Bolívar) y Garzón (Huila).

Lo hicieron en el encuentro de intercambio de experiencias denominado “Niños y niñas tejemos sueños colectivos en nuestras comunidades” y organizado por la Corporación Desarrollo Solidario (CDS) los días 17 y 18 de septiembre del presente año en Pava (Mahates), con el apoyo del Programa Nacional de Concertación Cultural del Ministerio de Cultura y de Ayuda en Acción. 

CDS, junto con organizaciones campesinas de Marialabaja, viene desarrollando desde el mes de abril de 2015 un proyecto y proceso de formación agroecológica y de producción audiovisual con niñas y niños campesinos para que estos investiguen, reconozcan, narren, se apropien y visibilicen sus palabras e imágenes en torno a la producción de alimentos.

En el marco de este proyecto y proceso llamado “Sabores y saberes de mi tierra”, se desarrolló el encuentro con el objetivo de que niños y niñas se encontraran, integraran y conversaran sobre sus derechos, haciendo énfasis en sus derechos a la comunicación, a un ambiente sano y a la alimentación en los territorio.

Silvia y Luiyer, durante los dos días fueron y vinieron de Pava, saliendo de sus casas en San Pedro y Libertad y Pedro A. Salazar, pasando por los barrios Daniel Lemaitre, Siete de Agosto, San Francisco, por la Vía Perimetral que bordea parte de la Ciénaga de la Virgen o de Tesca, la avenida Crisanto Luque, Los Alpes, Ternera, Turbaco, Arjona, Gambote, Canal del Dique, Sincerín, El Vizo, Variante Mamonal-Gambote, Mamonal, Ceballos, Nuevo Bosque, Avenida Crisanto Luque, Avenida Pedro de Heredia, etc.  

Jugaron para conocerse e integrarse con otros niños y niñas de Maríabaja (La Suprema, Monte Carlos, Palo Altico, Paso el Medio, Playón, Pueblo Nuevo y Puerto Santander) y de Garzón (Huila).



Participaron en un ritual el cual les permitió entrar en contacto con productos, alimentos y semillas de la región, así como con olores, sabores, sonidos e imágenes de nuestra tierra que les despertaron sus sentidos.


Compartieron sus vidas, las de sus organizaciones y lo que estas vienen haciendo en conjunto a favor de los niños, las niñas, de su desarrollo y del ejercicio de sus derechos. Lo compartieron a través de la palabra hablada y escrita, pero también a través de imágenes de video.



Conocieron a tres representantes de la Asociación Huellas de Garzón (Huila) y las experiencias de trabajo de esta organización, surgida en el barrio Los Comuneros, que desde el arte y la creatividad promueve el liderazgo infantil y juvenil y la protección del medio ambiente.

Por tener que salir temprano del sitio del encuentro no pudieron participar en un taller de transformación artística del reciclaje a cargo de los representantes de la Asociación Huella quienes también hicieron una charla para sensibilizar sobre el manejo de los residuos sólidos.


Participaron en el taller “Territorios Un Metro Diez, a la altura de los niños, las niñas y nuestros derechos a un ambiente sano y a la alimentación”, coordinado por Carlos Díaz Acevedo de Funsarep. En este taller a través de juegos, dinámicas y el trabajo en grupos, tuvieron la oportunidad de hablar sobre el derecho a un ambiente sano y a la alimentación, por qué es importante que se garanticen estos derechos, cómo viven estos derechos en sus territorios, cómo pueden promoverlos, y cómo utilizar el potencial de la palabra, la  imagen y la comunicación para transformar lo que no está funcionando bien en cuanto a estos derechos en los territorios.



Son parte de una propuesta ya no solo por una Cartagena Un Metro Diez, sino que también por un Campo Un Metro Diez, a la altura de los niños, las niñas y de sus derechos a un ambiente sano y a la alimentación, cocinada en el taller, y que para el próximo mes de octubre tendrá su primera prueba de fuego al ser presentada al alcalde de Marialabaja.

Evaluaron el encuentro y recibieron una bonita certificación de haber participado en el mismo, así como unos bellos recordatorios y un Disco de Video Digital (DVD) con cortos de videos del proyecto y proceso “Sabores y saberes de mi tierra”  que arrancan con esta leyenda:

“Había una vez muchos niños y niñas campesinas que contaban historias, hacían videos y entrevistaban a sus papás, mamás, abuelos y hasta a los árboles…” 

Comentarios

Más visitados

Por incumplimiento de acuerdos sobre su acueducto, comunidad de Playón cierra compuertas del Distrito de riego en Marialabaja

San José de Playón es un corregimiento de Marialabaja,  con más de 4.000 habitantes y no cuentan con servicio de acueducto, la única forma de acceder a agua potable son los pozos artesanales, ubicados  a 1 y 2 kilometros de la comunidad y hasta donde caminan diariamente las mujeres para garantizar el agua de sus familias.  (Ver documental El Campo Tiene Sed)
“La verdad es que nosotros hemos llegado a estos extremos, pues nos toca peregrinar el agua, a sabiendas que es un derecho fundamental, nos toca echar el agua en la cabeza desde sitios muy lejanos  y esto no es nuevo. Desde el año pasado hemos venido implementando el diálogo pero no ha sido posible que cumplan. Por eso el pueblo se levantó” expresa una de sus liderezas.



Cansados de ésta situación y de las negociaciones poco fructíferas que han tenido con la alcaldía, Gobernación, Cardique,  y Usomaria, ésta última encargada de la administración del Distrito, decidieron cerrar nuevamente las compuertas para exigir el cumplimiento…

Distrito de Riego de Maríalabaja Agua y Tierra: Un problema de todos

El Distrito de riego de Maríalabaja es un cuerpo de agua artificial construido a finales de la década de 1960, en el marco de la revolución verde y la reforma agraria impulsada por el gobierno de Lleras Restrepo. La construcción del mismo tuvo como uno de sus objetivos principales el represamiento y aprovechamiento de aguas provenientes de las zonas altas, en temporadas de lluvia. La propuesta inicial presentada por INCORA, abarcaba una extensión de 25.000 hectáreas, pero la extensión actual es de 19.600 hectáreas; y abarca los municipios de Arjona, Mahates y Maríalabaja. La recolección y aprovechamiento de aguas, se piensa en aras de dinamizar la producción campesina, principalmente fortalecer los cultivos de arroz y la ganadería, pero  la crisis arrocera y las nuevas iniciativas de desarrollo rural impulsada por los gobiernos desde 1990; propiciaron una serie de cambios concernientes a la administración y utilización del Distrito. Actualmente, funciona bajo la figura de concesión po…

EN LA PARCELA MONTES DE MARÍA VAMOS POR EL SÍ! descargar edición No.10

EDITORIAL
OPDS-Montes de María.

Desde hace varios años en la subregión de Montes de Maria, en medio de un conflicto agudo, con los ataques sistemáticos por parte de los grupos armados y con las diversas problemáticas y retos a que nos enfrentamos para la permanencia en nuestros territorios, las comunidades campesinas y étnicas hemos venido construyendo paz.

Juntos como habitantes históricos de este territorio, hemos abierto camino al diálogo en medio de nuestras diferencias, y desde espacios como OPDS-Montes de María y la Mesa de Interlocución y Concertación, hemos logrado construir propuestas conjuntas de desarrollo rural y agrario acorde con las necesidades y capacidades de nuestro territorio. Es por eso que el proceso de Paz que se vive en Colombia y los acuerdos firmados entre gobierno y las FARC, representa una gran oportunidad para que estas propuestas sean escuchadas y tenidas en cuenta, para que haya menos inversión en la guerra y más recurso para viabilizar nuestras propuestas y…