Ir al contenido principal

COMUNIDADES RURALES EN MOVIMIENTO.


Durante los meses de Marzo y abril del año en curso las comunidades rurales ubicadas en la zona de influencia del Distrito de riego de Marialabaja han protagonizado diferentes movilizaciones en defensa de sus derechos.

La Parcela estuvo acompañando a dos de las comunidades rurales que estuvieron en movimiento. Sus habitantes, enfrentaron la violencia, vivieron el desplazamiento y a pesar que hoy son reconocidas como sujetos de reparación colectiva siguen en la espera de poder contar con lo básico para vivir: agua y vías.

Vereda Palo Altico. Marialabaja.


La vereda Palo Altico hace parte del corregimiento de San José de Playón en Marialabaja (Bolívar), dónde viven más de 4.000 personas y no cuentan con servicio de acueducto, la única forma de acceder a agua potable son los pozos artesanales, ubicados a 1 y 2 kilometros de la comunidad y hasta donde caminan diariamente las mujeres para garantizar el agua de sus familias.

En su territorio se encuentra la represa Arroyo Grande, con más de 1.200 hectáreas de espejo de agua.
El pasado 1 de Marzo cerraron las compuertas del Distrito de Riego, bajo la consigna si no hay para la gente, no hay agua para la palma”.

Después de tres días de exigir la presencia institucional y al no obtener respuesta, decidieron cerrar la vía Marialabaja-San Onofre.

“La lucha que libramos estas comunidades no sólo es por el derecho al agua sino también por la energía eléctrica, vías tanto urbanas como rurales, infraestructura de planteles educativos, restaurantes escolares, unidades deportivas, en fin fundamentales derechos en el mejoramiento de la calidad de vida” reza el comunicado del comité de Palo Altico del 4 de abril. Marialabaja se caracteriza por su riqueza hídrica, con tres represas, una ciénaga y diversos arroyos y con una sentencia de la corte que obliga a la alcaldía a garantizar ese derecho a todos los habitantes del municipio.


11 Veredas Corregimiento Santo Domingo de Mesa. El Carmen de Bolívar.



El corregimiento de Santo Domingo Meza cuenta con 11 veredas habitadas por más de 500 personas y se encuentra en las ricas tierras de la parte alta de los Montes de María. Para llegar hasta su centro poblado, se toma un carro por Marialabaja hasta San José de Playón, luego media hora en chalupa por la represa Arroyo Grande, hasta el puerto de Mesitas donde se continúa en Jeep por 40 minutos más, en una carretera casi intransitable.
Precisamente a ésta travesía se tienen que enfrentar diariamente las familias campesinas para sacar sus cosechas, o para buscar un centro médico porque no cuentan con uno en su comunidad.

El 21 de Marzo, colectivamente rmaron una carta anunciándole a los entes territoriales, especialmente a la Gobernación que la falta de vías, un centro de salud, de uido eléctrico, de agua potable, de centros educativos dignos para sus hijos, los llevaría a marchar el 17 de abril con sus animales de carga hasta Cartagena. Situación que despertó la preocupación de la Gobernación de Bolívar, que les propuso una reunión para llegar a acuerdos y envió maquinaria para arreglar las vías.

El 8 de abril el Gobernador con más de 50 funcionarios llegaron hasta el corregimiento, el comité de desarrollo de las 11 comunidades, presentó sus propuestas y nuevamente se establecieron acuerdos para acceder a agua potable, el arreglo de las vías, contar con un servicio de salud e infraestructura para los centros educativos.

El comité  está atento al cumplimiento de los acuerdos. De lo contrario estan decididos a marchar.  

Comentarios

Más visitados

Por incumplimiento de acuerdos sobre su acueducto, comunidad de Playón cierra compuertas del Distrito de riego en Marialabaja

San José de Playón es un corregimiento de Marialabaja,  con más de 4.000 habitantes y no cuentan con servicio de acueducto, la única forma de acceder a agua potable son los pozos artesanales, ubicados  a 1 y 2 kilometros de la comunidad y hasta donde caminan diariamente las mujeres para garantizar el agua de sus familias.  (Ver documental El Campo Tiene Sed)
“La verdad es que nosotros hemos llegado a estos extremos, pues nos toca peregrinar el agua, a sabiendas que es un derecho fundamental, nos toca echar el agua en la cabeza desde sitios muy lejanos  y esto no es nuevo. Desde el año pasado hemos venido implementando el diálogo pero no ha sido posible que cumplan. Por eso el pueblo se levantó” expresa una de sus liderezas.



Cansados de ésta situación y de las negociaciones poco fructíferas que han tenido con la alcaldía, Gobernación, Cardique,  y Usomaria, ésta última encargada de la administración del Distrito, decidieron cerrar nuevamente las compuertas para exigir el cumplimiento…

Distrito de Riego de Maríalabaja Agua y Tierra: Un problema de todos

El Distrito de riego de Maríalabaja es un cuerpo de agua artificial construido a finales de la década de 1960, en el marco de la revolución verde y la reforma agraria impulsada por el gobierno de Lleras Restrepo. La construcción del mismo tuvo como uno de sus objetivos principales el represamiento y aprovechamiento de aguas provenientes de las zonas altas, en temporadas de lluvia. La propuesta inicial presentada por INCORA, abarcaba una extensión de 25.000 hectáreas, pero la extensión actual es de 19.600 hectáreas; y abarca los municipios de Arjona, Mahates y Maríalabaja. La recolección y aprovechamiento de aguas, se piensa en aras de dinamizar la producción campesina, principalmente fortalecer los cultivos de arroz y la ganadería, pero  la crisis arrocera y las nuevas iniciativas de desarrollo rural impulsada por los gobiernos desde 1990; propiciaron una serie de cambios concernientes a la administración y utilización del Distrito. Actualmente, funciona bajo la figura de concesión po…

EN LA PARCELA MONTES DE MARÍA VAMOS POR EL SÍ! descargar edición No.10

EDITORIAL
OPDS-Montes de María.

Desde hace varios años en la subregión de Montes de Maria, en medio de un conflicto agudo, con los ataques sistemáticos por parte de los grupos armados y con las diversas problemáticas y retos a que nos enfrentamos para la permanencia en nuestros territorios, las comunidades campesinas y étnicas hemos venido construyendo paz.

Juntos como habitantes históricos de este territorio, hemos abierto camino al diálogo en medio de nuestras diferencias, y desde espacios como OPDS-Montes de María y la Mesa de Interlocución y Concertación, hemos logrado construir propuestas conjuntas de desarrollo rural y agrario acorde con las necesidades y capacidades de nuestro territorio. Es por eso que el proceso de Paz que se vive en Colombia y los acuerdos firmados entre gobierno y las FARC, representa una gran oportunidad para que estas propuestas sean escuchadas y tenidas en cuenta, para que haya menos inversión en la guerra y más recurso para viabilizar nuestras propuestas y…