Ir al contenido principal

Joven investigadora de la Escuela de Ciudadanía nos comparte relatos de su diario de campo

27 marzo 2015
Anny Lizeth Zorrilla/Notas de campo

Siendo ya las tres de la tarde el sol está en su máxima puesta como lo está la mayoría del tiempo en los Montes de María. Estoy ya subida en el carro y lista para lo que viene, tengo claro que voy a hacer, el cómo me lo van explicando en el camino mis guías, técnicos de CDS, Ever, Migue y Amín, se trata de hacer unas encuestan que arrojen cuales son las formas de cultivar,  cuáles son los mayores problemas de los trabajadores del campo y cómo es la participación de la mujer en estas labores. Se encuestaran  a las organizaciones ubicadas en las comunidades de Matuya, Playón, Palo Altico, La Suprema y Pueblo Nuevo en María la Baja.

Ya desde el camino pude observar mucho, sobre todo el problema del monocultivo de la palma aceitera. Tengo que reconocer que no fue un recorrido a fondo y que no me enteré ni conocí todo sobre cada comunidad, pero, lo poco que conocí me dejó con ganas de más y para mi esa siempre es la idea, querer más.

Me pude dar cuenta que en estas comunidades hay muchos problemas, pero que para el sol existe el sombrero y para cultivar no existe el miedo, que la alegría y la amistad priman por encima del dinero y de la vanidad, que un buen chapuzón en el canal libera el estrés, que nunca falta el partidito de futbol o dominó de la tarde y que el cafecito para conversar es indispensable.

Cada vez que llegaba a una comunidad sentía un ambiente de buena energía y eso me permitía familiarizarme y poder realizar de la mejor forma posible estas encuestas; las personas con las que pude dialogar y entrevistar me contaron que la semilla nativa era su tesoro más grande y por esa razón la conservan cultivo tras cultivo a excepción de unos pocos que ya no lo hacen porque las semillas tratadas necesitan menos tiempo para la cosecha y además se venden mucho más rápido. También me contaron que la venta de los productos campesinos estaba muy difícil por la poca credibilidad y confianza que se le daba al producto y sobre todo al mercado campesino y todos coincidieron en que…“ya casi no hay tierra pa cultivar porque hay palma rega´a por todas partes”…

Me llamó mucho la atención el distrito de riego pues jamás lo había visto y creo que debería estar al servicio de los campesinos y no de la palma. También me intrigó demasiado la importancia que se le da a la mujer no solo en el campo sino también en el hogar y la sociedad.

Este es mi diario de campo y desde los ejercicios de investigación de la escuela de ciudadanía espero seguir conociendo esta región y su gente.

Muchas gracias por tomarse el tiempo de viajar conmigo.


Comentarios

Publicar un comentario

Más visitados

Por incumplimiento de acuerdos sobre su acueducto, comunidad de Playón cierra compuertas del Distrito de riego en Marialabaja

San José de Playón es un corregimiento de Marialabaja,  con más de 4.000 habitantes y no cuentan con servicio de acueducto, la única forma de acceder a agua potable son los pozos artesanales, ubicados  a 1 y 2 kilometros de la comunidad y hasta donde caminan diariamente las mujeres para garantizar el agua de sus familias.  (Ver documental El Campo Tiene Sed)
“La verdad es que nosotros hemos llegado a estos extremos, pues nos toca peregrinar el agua, a sabiendas que es un derecho fundamental, nos toca echar el agua en la cabeza desde sitios muy lejanos  y esto no es nuevo. Desde el año pasado hemos venido implementando el diálogo pero no ha sido posible que cumplan. Por eso el pueblo se levantó” expresa una de sus liderezas.



Cansados de ésta situación y de las negociaciones poco fructíferas que han tenido con la alcaldía, Gobernación, Cardique,  y Usomaria, ésta última encargada de la administración del Distrito, decidieron cerrar nuevamente las compuertas para exigir el cumplimiento…

Distrito de Riego de Maríalabaja Agua y Tierra: Un problema de todos

El Distrito de riego de Maríalabaja es un cuerpo de agua artificial construido a finales de la década de 1960, en el marco de la revolución verde y la reforma agraria impulsada por el gobierno de Lleras Restrepo. La construcción del mismo tuvo como uno de sus objetivos principales el represamiento y aprovechamiento de aguas provenientes de las zonas altas, en temporadas de lluvia. La propuesta inicial presentada por INCORA, abarcaba una extensión de 25.000 hectáreas, pero la extensión actual es de 19.600 hectáreas; y abarca los municipios de Arjona, Mahates y Maríalabaja. La recolección y aprovechamiento de aguas, se piensa en aras de dinamizar la producción campesina, principalmente fortalecer los cultivos de arroz y la ganadería, pero  la crisis arrocera y las nuevas iniciativas de desarrollo rural impulsada por los gobiernos desde 1990; propiciaron una serie de cambios concernientes a la administración y utilización del Distrito. Actualmente, funciona bajo la figura de concesión po…

EN LA PARCELA MONTES DE MARÍA VAMOS POR EL SÍ! descargar edición No.10

EDITORIAL
OPDS-Montes de María.

Desde hace varios años en la subregión de Montes de Maria, en medio de un conflicto agudo, con los ataques sistemáticos por parte de los grupos armados y con las diversas problemáticas y retos a que nos enfrentamos para la permanencia en nuestros territorios, las comunidades campesinas y étnicas hemos venido construyendo paz.

Juntos como habitantes históricos de este territorio, hemos abierto camino al diálogo en medio de nuestras diferencias, y desde espacios como OPDS-Montes de María y la Mesa de Interlocución y Concertación, hemos logrado construir propuestas conjuntas de desarrollo rural y agrario acorde con las necesidades y capacidades de nuestro territorio. Es por eso que el proceso de Paz que se vive en Colombia y los acuerdos firmados entre gobierno y las FARC, representa una gran oportunidad para que estas propuestas sean escuchadas y tenidas en cuenta, para que haya menos inversión en la guerra y más recurso para viabilizar nuestras propuestas y…